Cotizar

Cómo puede la meditación y el yoga impactar su cerebro positivamente

26 marzo, 2021

¿Qué tan a menudo las personas se toman un tiempo de pausa?   El ritmo de nuestra vida cada vez más digital, es a menudo rápido y frenético, y las decisiones a veces deben tomarse en una fracción de segundo. Sin embargo, ¿estamos siendo injustos con nosotros mismos al vivir la vida a un ritmo tan acelerado? ¿Cómo pueden nuestros cerebros hacerle frente a un mundo «siempre tan activo»? ¿Qué pasa si nos detenemos, aunque solo sea por unos minutos a la vez?

Inicie con una pausa

Andy Puddicombe habló en el TEDSalon de Londres hace unos años, y su mensaje fue divertido, pero también alarmante. Preguntó a su público cuándo fue la última que habían pasado 10 minutos sin hacer absolutamente nada. Sin televisión, sin comer, sin enviar mensajes de texto, sin pensar ni planificar.

¿Cuál sería su respuesta?  Si aún no medita, probablemente no le de tiempo a su cerebro para simplemente SER, sin la aportación de los millones de distractores que nos rodean. Andy asistió a su primera clase de meditación cuando era niño, pero realmente no entendió lo que la meditación podía hacer hasta que fue mayor.

Una vez que realizó cuánto estrés  estaba afectando su vida, dio un cambio drástico.  Dejó la escuela y se convirtió en monje. Aprendió a apreciar el momento presente, a estar consciente y a no dejarse abrumar por emociones difíciles.

Si bien muchos de nosotros no podemos (o no estamos dispuestos) a dejar nuestras vidas y mudarnos al Himalaya, sí podemos aprender a enfocar nuestras mentes aprendiendo a estar en el presente. Casi parece contradictorio, pero cuando dejamos de analizar las cosas constantemente, enseñamos a nuestro cerebro a estar más relajado y concentrado. La meditación te da la oportunidad de dar un paso atrás y ver la vida desde una perspectiva diferente, y estar conscientes del momento presente, en lugar de detenerte en el pasado o preocuparte incesantemente por el futuro.

Los beneficios de la meditación

La depresión y la ansiedad pueden tener un efecto profundo en la vida de una persona. Investigaciones han demostrado durante mucho tiempo los impactos positivos del mindfulness y de la meditación, pero los mecanismos subyacentes no se comprenden bien. Afortunadamente, los científicos continúan explorando el vínculo entre mindfulness y la salud del cerebro.

A medida que envejecemos, se espera que regulemos nuestras emociones, especialmente las que se consideran negativas, como la frustración, la ansiedad y la ira. Aprender a hacernos cargo de estos sentimientos, utilizando técnicas como la meditación y el mindfulness puede ayudarnos a mejorar nuestro estado de ánimo general, la empatía y el sentimiento de autoestima.

Un estudio reciente examinó qué efecto tenía  el mindfulness en la depresión y en la ansiedad a través de cuatro mecanismos de regulación emocional (preocupación, cuestionamiento, reevaluación y supresión).  Los autores recopilaron datos de más de 1,100 adultos, incluidas personas que meditaron y personas que no lo hicieron. Encontraron una disminución de los síntomas, especialmente cuando la meditación se centró en reducir el cuestionamiento y la preocupación.

Aprender a expresar y manejar nuestras emociones de forma positiva es fundamental para la salud mental. Cuando permitimos que la preocupación nos gane, nos podemos volver ansiosos y deprimidos, y los efectos adversos pueden agravarse hasta que nos cerramos porque estamos abrumados.  Para evitar llegar a este punto, ¿por qué no tomar medidas proactivas desde ya?

Yoga: alivio del estrés y alivio cerebral

Estudios también han examinado más de cerca los beneficios del yoga. El hatha yoga es un tipo de yoga que ha ganado popularidad en los últimos tiempos. El hatha yoga se puede dividir en tres partes: posturas físicas o asanas, respiración controlada y un período de relajación o meditación. Cuando utilizamos técnicas como el hatha yoga para reducir la respuesta al estrés, también podemos ayudar a aliviar la ansiedad y la depresión. Los beneficios no terminan únicamente en el cerebro, ya que quienes  lo practican también disminuyen la excitación fisiológica, lo que resulta en una disminución de la presión arterial y una reducción de la frecuencia cardíaca.

Un estudio reciente analizó a adolescentes en los Estados Unidos, donde se estima que el 50% de los jóvenes experimentan estrés, ansiedad o depresión. Un aumento sin precedentes en las tasas de suicidio ha llevado a la Academia Estadounidense de Pediatría a recomendar exámenes de detección de depresión para todos los adolescentes. El yoga, especialmente con aquellos métodos que se centran en el mindfulness, ofrece un tratamiento alternativo para pacientes pediátricos sin los efectos secundarios farmacológicos.

 

Mindfulness significa estar consciente. Significa saber lo que estás haciendo.

Cambios en el cerebro después de la meditación

Aunque mindfulness es un término popular en la actualidad, en realidad significa mucho más.  Un estudio en el 2011 encontró aumentos significativos en la densidad de la materia gris en el cerebro cuando los pacientes practicaban mindfulness. Estas regiones del cerebro están involucradas con los procesos de aprendizaje, regulación de las emociones y memoria.

Científicos reunieron datos de más de 20 estudios relacionados con la mente y la meditación (en particular, los métodos que se centran en el mindfulness) y encontraron ocho regiones diferentes del cerebro que se veían constantemente afectadas por el mindfulness, incluida la CCA, o la corteza cingulada anterior y el hipocampo.

La corteza cingulada anterior nos permite autorregular nuestro comportamiento y emociones, y cuando se daña, las personas muestran agresividad e impulsividad. Cuando las personas meditan, muestran una capacidad superior para controlar sus reacciones y resistir las distracciones. La CCA puede ayudar a los líderes a tomar decisiones cuando las condiciones cambian repentinamente y son inciertas.

El hipocampo es parte del sistema límbico primario y juega un papel en la emoción y la memoria. Esta área está repleta de receptores de cortisol, conocidos como la hormona del estrés, y se ha demostrado en estudios que el hipocampo se daña durante las condiciones de estrés crónico. La reducción del estrés puede tener un efecto positivo en el hipocampo, lo que permite una mejor función.

Cuando los líderes están menos ansiosos, más relajados y más compasivos

Es posible que vea el funcionamiento interno de su propio cerebro, lo que le permite comprender lo que necesita cambiar o arreglar en su vida. Estar sobrecargado de trabajo, estresado y subestimado significa que eventualmente se agotará.

Los líderes que valoran su salud cerebral (y la salud cerebral de sus empleados, familiares y personas de sus círculos sociales) estarán menos ansiosos y más relajados. Si bien ciertamente podemos brillar en tiempos de estrés, los líderes que están constantemente bombardeados por el estrés, la ansiedad o la depresión no tomarán buenas decisiones de manera consistente.

El primer paso siempre debe  ser consultar con su proveedor de atención médica. Pero métodos como la meditación y el yoga tienen años que la ciencia los respalda y miles de años de experiencia humana.  Pequeños cambios, como agregar un régimen de mindfulness, pasar tiempo al aire libre, dormir lo suficiente y alimentar su cuerpo con alimentos nutritivos, pueden marcar una gran diferencia en cómo ve el mundo y en cómo toma decisiones.

Fuente: Relmi Damiano, junio 18, 2020

Últimas Publicaciones

Blog

Actividades virtuales para inspirar el bienestar y el compromiso de sus colaboradores

¿Está listo para comenzar a conectar a su equipo con actividades de bienestar atractivas? Hoy le compartimos ideas de actividades…

Leer Más
Blog

Duerma bien para liderar – Mejorando las funciones cognitivas y el desempeño.

Dormir. Para muchos esto es un sueño elusivo. Con las demandas constantes que recibimos de todos lados, podemos sentir la…

Leer Más
Blog

Consejos sencillos para afrontar eficientemente el trabajo desde casa

Trabajar desde casa tiene algunas ventajas que algunos pueden disfrutar. Pero sin horarios fijos, las líneas divisorias entre el trabajo…

Leer Más